Una montaña salada para curar el asma


La Montaña de sal de Duzdag, situada a 14 kilómetros de la ciudad de Najicheván, es un tesoro natural con propiedades curativas.

La sal se extraía aquí durante la época de la Ruta de la Seda. En el siglo XX, estos túneles se utilizaban para tratar enfermedades respiratorias crónicas, como el asma. Hoy, este lugar ayuda no solo a tratar enfermedades bronquiales sino que también tiene efectos asombrosos en la piel.

Para conseguir los efectos terapéuticos, es preciso quedarse aquí durante al menos 5 horas.

La ruta de la espeleoterapia dura unas dos semanas. Los médicos de esta zona afirman que son muchas las personas que se recuperan.



Enlace fuente leer más

Romina

Romina

Romina es una entusiasta de los idiomas de España. Estudió español y francés en la Universidad de Salamanca y se graduó recientemente. Tiene intereses en todo el mundo de habla hispana y es fanática del idioma en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *