Un drama familiar con el telón de fondo de la tensión política


Un drama oscuro: ‘Simon Boccanegra’, de Verdi. El barítono francés Ludovic Tézier encarna el papel principal del aventurero marino que se convierte en ‘Dux’ de Génova, con una puesta en escena de Andreas Homoki en la Ópera de Zúrich.

«El camino existente entre el camerino y el último momento antes de salir al escenario, es una especie de esclusa entre dos mundos: el mundo de Ludovic Tézier y el mundo de Simon Boccanegra», declara el barítono francés Ludovic Tézier.

«Es, más bien, un momento de vacío. Realmente, se trata del primer paso en escena. Es el momento en el que nos lanzamos al escenario, en el que la música nos atrapa, en el que podemos y debemos liberarnos, y dejar todo el espacio al personaje», añade Tézier.

«Verdi, es un compositor brillante. Es un compositor muy ‘teatral’. Hay mucho amor en esta partitura», señala el barítono francés.

Ludovic Tézier explica que se trata de «partituras que, cuando las tienes en tus manos, cuando las descifras, te das cuenta de que cada elemento tiene su impacto».

Un drama familiar con el telón de fondo de la tensión política. La trágica ópera de Verdi, ‘Simon Boccanegra’, narra la historia del aventurero marino que se convierte en Dux de Génova… creando una serie de emociones, en la Ópera de Zúrich.

«Siempre existe esta figura en Verdi, estos padres fuertes, las hijas… y estas distorsiones en las familias», declara Andreas Homoki, director y responsable de la puesta en escena de ‘Simon Boccanegra’ en la Ópera de Zúrich.

«Verdi perdió a sus hijos cuando aún eran muy jóvenes. Por lo tanto, siempre existe una búsqueda de esos ‘ángeles perdidos’ y de esa ‘paternidad’ que el destino le habría robado. Esta búsqueda, que resulta extremadamente conmovedora, la encontramos, perfectamente, en Simon», indica Ludovic Tézier.

Este es el corazón, el centro neurálgico emocional de esta sombría ópera, en la que ‘Simon Boccanegra’ se reúne con su hija ‘perdida’. Así, se genera un momento lleno de sentimientos encontrados.

«Aunque existe esta tensión y esa fuerza que provoca que quieran abrazarse… resulta que ambos nos contenemos, de alguna manera, y nos decimos: ¡Vaya, eso es mucha emoción de golpe! Demos un paso atrás y percibamos, realmente, lo que estamos sintiendo, y desarrollemos una relación, afirma la soprano Jennifer Rowley.

La felicidad dura poco tiempo. ‘Simon Boccanegra’ es envenenado después de haber encontrado a su hija.

«Abre una puerta, a una especie de ‘Reino de los Cielos’, como una forma de consuelo. No muere de manera natural, sino que accede a otro mundo. Él llega al ‘mundo’ de sus recuerdos», señala el director Andreas Homoki.

«¡Qué música! Siento mucha ternura por este hombre con respecto a la vida que tuvo, y por el regalo que nos hizo a todos, tanto al público como a los artistas que somos. ¡Gracias Verdi!», concluye el barítono francés Ludovic Tézier.



Enlace fuente leer más

Romina

Romina

Romina es una entusiasta de los idiomas de España. Estudió español y francés en la Universidad de Salamanca y se graduó recientemente. Tiene intereses en todo el mundo de habla hispana y es fanática del idioma en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.