Ucrania y Rusia aumentan la tensión a ambos lados de la frontera


No son soldados profesionales, pero defenderán el país si así toca hacerlo. Se trata de ciudadanos ucranianos, civiles, que entrenan a las afueras de Kiev ante una posible invasión rusa.

Entre ellos hay arquitectos, comerciantes, investigadores, que emplean sus fines de semana en aprender a manejar Kalashnikovs, lanzar granadas, y en definitiva, estar preparados para lo que tenga que pasar. La situación en la frontera les convierte en reservistas.

«Creo que puede haber otra ronda de agresiones», cuenta Maryana, comerciante. «Ahora estamos trabajando más intensamente, aunque espero que no tengamos que utilizar estas habilidades».

«He estado viviendo con el pensamiento de que hasta que no le demos un buena bofetada en la cara a Rusia no nos dejarán en paz durante ocho años«, dice por su parte Denis. «Siempre acaban con los débiles. Si no resistimos, esta invasión seguirá durante mucho tiempo».

Simulacros rusos

Al otro lado de la frontera, donde según Kiev hay desplegados más de 100.000 soldados rusos, también hay simulacros, en este caso de rechazo de ataques aéreos, con cerca de 1000 militares y casi 200 unidades de armas, equipos militares y especiales.

Vladímir Putin ya ha dejado clara la postura de Moscú y su deseo de que la OTAN, a la que considera culpable de esta situación, deje de expandirse hacia el este. Y aunque cuenta con el apoyo de la mitad de sus ciudadanos en este asunto, eso no significa que estos deseen una guerra.

«La guerra es costosa y una pérdida de tiempo insana», se lamenta en San Petersburgo Diana. «Los jóvenes que apoyan la paz aumentarán en el futuro. El conflicto pasará, estoy segura de ello».

Está previsto que Moscú, Washington y la OTAN comiencen sus conversaciones de acercamiento a partir del 10 de enero. A la espera de que eso suceda, los ciudadanos de uno y otro lado confían en que los actuales juegos de guerra se queden simplemente en eso.



Enlace fuente leer más

Romina

Romina

Romina es una entusiasta de los idiomas de España. Estudió español y francés en la Universidad de Salamanca y se graduó recientemente. Tiene intereses en todo el mundo de habla hispana y es fanática del idioma en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *