Ucrania se blinda mientras EEUU y Rusia conversan sin avances


La invasión de Ucrania es una «preocupación imaginaria», según Rusia. Sin embargo, en el este del país, ya están preparados para defender su patria y su libertad de las más de cien mil tropas que Moscú tiene desplegadas en sus fronteras. La ciudad de Kharkiv, a solo 30 kilómetros de Rusia, teme ser el primer objetivo de esa conquista.

Con las conversaciones entre Rusia y Estados Unidos estancadas, Naciones Unidas llama a la desescalada de las tensiones.

«Está claro que mi mensaje es que no debe haber ninguna intervención militar en este contexto. Creo que la diplomacia es la forma de resolver los problemas. Por supuesto, cualquier invasión de un país a otro va en contra del derecho internacional, y espero que esto, por supuesto, no ocurra en las circunstancias actuales. Estoy convencido de que no ocurrirá, y espero firmemente tener razón», dijo el Secretario General de la ONU António Guterres.

El Secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, y el Ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergey Lavrov, se han emplazado a nuevos contactos la semana que viene en un intento de retrasar cualquier acción. La Casa Blanca indicó que no descarta un encuentro entre el presidente estadounidense, Joe Biden, y su homólogo ruso, Vladímir Putin, si puede ayudar a rebajar la tensión entre los dos países.

Mientras tanto, las imágenes publicadas por el Ministerio de Defensa ruso este viernes muestran ejercicios militares en el oeste, próximos a la frontera ucraniana.

Las opciones militares de EEUU

Estados Unidos está valorando las opciones sobre las capacidades militares que puede necesitar ante una posible invasión rusa de Ucrania.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, anunció la participación del grupo de ataque del portaaviones estadounidense USS Harry S. Truman en las maniobras Neptune Strike 22 (el golpe de Neptuno) de la OTAN, que se iniciarán el próximo lunes y se extenderán hasta el 4 de febrero en el Mediterráneo.

El ejercicio castrense «está diseñado para demostrar la capacidad de la OTAN a la hora de integrar las capacidades de ataque marítimo de alto nivel del grupo de ataque de portaaviones para apoyar la disuasión y la defensa de la Alianza», dijo Kirby. El portavoz explicó que estos ejercicios fueron planeados en 2020, sin «anticipar» la actual movilización de tropas de Rusia en la frontera con Ucrania.



Enlace fuente leer más

Romina

Romina

Romina es una entusiasta de los idiomas de España. Estudió español y francés en la Universidad de Salamanca y se graduó recientemente. Tiene intereses en todo el mundo de habla hispana y es fanática del idioma en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *