Publican videos del ataque con dron que mató a 10 civiles afganos


(CNN) — El Ejército de Estados Unidos publicó el miércoles videos del fallido ataque con dron del 29 de agosto en Kabul que acabó con la vida de 10 civiles afganos, incluidos siete niños.

Los videos recién publicados muestran la vista desde arriba de Kabul mientras los militares rastreaban un Toyota Corolla blanco a través de la ciudad, creyendo que era un automóvil de ISIS-K cargado con explosivos, y se preparaban para atacarlo con un ataque preventivo.

El Pentágono defendió el ataque al principio, alegando que había matado a un operativo de ISIS-K que planeaba un ataque inminente contra las fuerzas estadounidenses durante los últimos días de la evacuación y retirada de Afganistán. Solo tres días antes, un terrorista suicida de ISIS-K había matado a 13 miembros del servicio estadounidense y decenas de afganos en Abbey Gate, el punto clave de entrada al aeropuerto.

Con las continuas amenazas de otra agresión, la célula de ataque de EE.UU. creyó que estaba rastreando a un miembro de ISIS-K desde un escondite terrorista mientras avanzaba por la ciudad en el transcurso de ocho horas.

En realidad, los militares estaban rastreando a Zamarai Ahmadi, un afgano que trabajaba para Nutrition and Education International, una organización no gubernamental enfocada en la seguridad alimentaria. Ahmadi había solicitado una visa de inmigrante especial y tenía la intención de llevar a su familia a Estados Unidos.

Aproximadamente tres semanas después del ataque, los militares reconocieron que fue un trágico error que había matado a 10 civiles inocentes. Una revisión posterior de la Fuerza Aérea de las circunstancias en torno al ataque no encontró «violación de la ley, incluida la ley de guerra».

Nadie ha sido responsabilizado por el error, aun cuando el secretario de Defensa, Lloyd Austin, prometió un mayor enfoque en exigir a las fuerzas armadas un estándar más alto para evitar víctimas y daños civiles.

CNN investiga ataque con drones de EE.UU. en Afganistán 8:29

Steven Kwon, presidente de Nutrition and Education International, criticó la decisión de no castigar a ningún miembro del personal militar estadounidense y dijo: «Cuando el Pentágono se absuelve de su responsabilidad, envía un mensaje peligroso y engañoso de que sus acciones estaban justificadas de alguna manera, aumentando los riesgos de seguridad y haciendo que la evacuación sea aún más urgente».

En el más largo de los tres videos, se ve el automóvil avanzando por las calles de Kabul en imágenes granuladas en blanco y negro. Aproximadamente a los cinco minutos del video de 15 minutos, el automóvil llega a su destino final y comienza a retroceder lentamente hacia un lugar de estacionamiento.

A los siete minutos y siete segundos del video, aparecen las palabras «LRD LASE DES», lo que indica que un designador láser ha identificado y apuntado al objetivo. Se ven al menos dos o tres personas en el video granulado dando vueltas alrededor del automóvil. Treinta y tres segundos después, el auto desaparece bajo una brillante bola de fuego.

El video del dron se aleja a medida que la explosión retrocede, con humo saliendo del auto destruido. El dron continúa dando vueltas por encima mientras la gente se mueve hacia la escena de la explosión. Aproximadamente tres minutos después, el video cambia de blanco y negro a color, y se pueden ver multitudes formándose alrededor del lugar de la explosión. La gente se para en los techos de las casas, tratando de verter cubos de agua sobre los restos del automóvil para extinguir las llamas.

«Si bien el ataque estaba destinado a lo que se creía que era una amenaza inminente para nuestras tropas en el Aeropuerto Internacional Hamad Karzai, ahora se cree que ninguno de los miembros de la familia asesinados tenía conexión con ISIS-K o amenazas para nuestras tropas», dijo el Capitán Bill Urban, portavoz del Comando Central de EE.UU., tras la publicación de los videos. «Lamentamos profundamente la pérdida de vidas que resultó de este ataque».

El Comando Central de EE.UU., que supervisa las operaciones militares en Afganistán y Medio Oriente, publicó los videos en respuesta a una solicitud de la Ley de Libertad de Información de The New York Times, que fue el primero en informar sobre ellos.

Un segundo video, de cinco minutos de duración, muestra el Corolla en color y con mayor calidad en los minutos previos y posteriores al ataque, aunque el auto desaparece detrás de un edificio durante parte del video. El video cambia a blanco y negro aproximadamente en el punto medio cuando aparece un marcador de diamante blanco sobre el automóvil. El marcador se vuelve morado segundos antes de que el misil golpee el auto y una explosión llene la pantalla. Luego, el video vuelve a color y, poco después, las multitudes comienzan a formarse en la escena. El video luego se aleja de la explosión.

Un tercer video, también de unos cinco minutos de duración, muestra un dron observando varios lugares en Kabul antes de enfocarse en un estacionamiento con varios autos blancos estacionados.



Enlace fuente leer más

Romina

Romina

Romina es una entusiasta de los idiomas de España. Estudió español y francés en la Universidad de Salamanca y se graduó recientemente. Tiene intereses en todo el mundo de habla hispana y es fanática del idioma en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *