Los rusos han robado una gran cantidad de herramientas agrícolas y granos de Ucrania, amenazando la producción de este año


(CNN) — Las fuerzas rusas están robando equipos agrícolas y miles de toneladas de granos de los agricultores ucranianos en las zonas ocupadas, así como apuntando a los lugares de almacenamiento de alimentos con artillería, según han dicho múltiples fuentes a CNN.

El fenómeno se ha acelerado en las últimas semanas a medida que las unidades rusas han reforzado su control sobre partes de las ricas regiones agrícolas de Jersón y Zaporiyia en el sur de Ucrania, dijeron las fuentes. Desde entonces, las operaciones de siembra en muchas zonas han sido interrumpidas o abandonadas.

Las acciones de las fuerzas rusas pueden amenazar la cosecha de este año en uno de los países productores de grano más importantes del mundo. Se dice que los volúmenes implicados son enormes.

Oleg Nivievskyi, especialista en agronomía de la Escuela de Economía de Kyiv, dijo a CNN que en la víspera de la invasión había 6 millones de toneladas de trigo y 15 millones de toneladas de maíz listos para ser exportados desde Ucrania, gran parte de ellos retenidos en el sur del país.

El Ministerio de Defensa de Ucrania dijo este jueves que hasta la fecha se habían robado unas 400.000 toneladas de grano.

Los agricultores y otras personas de Jersón y Zaporiyia han proporcionado a CNN detalles de múltiples robos.

¿Está EE.UU. ayudando a Ucrania a matar generales rusos? 1:58

A finales de abril, los soldados rusos retiraron 1.500 toneladas de grano de las unidades de almacenamiento conocidas como elevadores de granos en el pueblo de Mala Lepetykha, en Jersón, utilizando camiones con matrículas de Crimea. Al día siguiente, esos mismos camiones, 35 en total, regresaron y vaciaron grandes unidades de almacenamiento conocidas como silos de grano en la cercana Novorajsk, al otro lado del río Dniéper.

En Melitópol, ciudad ocupada de la región de Zaporiyia, el alcalde Ivan Fedorov compartió un video con CNN en el que se veían camiones, varios de ellos con el signo «Z» de los militares rusos, transportando grano hacia Crimea.

El principal elevador de granos de la ciudad había sido vaciado.

El bombardeo ruso de la planta de Azovstal «no se detiene», dice Zelensky

(Volodymyr Zelensky/Facebook)

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, advirtió que el bombardeo de la planta siderúrgica Azovstal en Mariúpol «no se detiene», incluso cuando «todavía hay que sacar a los civiles».

«Mujeres, quedan muchos niños allí», dijo durante su discurso nocturno el jueves. “Imagínese el infierno: más de dos meses de constantes bombardeos, bombardeos, muerte constante cerca”.

Las autoridades ucranianas están «haciendo todo lo posible para encontrar una solución para salvar a nuestros héroes militares» defendiendo a Mariúpol, agregó Zelensky. «Hay diferentes unidades. Tienen muchos heridos, pero no se dan por vencidos. Mantienen la posición. Y nosotros también estamos tratando de encontrar soluciones para encontrar seguridad para estas personas».

El domingo, más de 100 civiles fueron evacuados de la planta siderúrgica de Azovstal, donde pasaron dos meses refugiándose bajo tierra de los ataques rusos.

No está claro cuántos civiles quedan atrapados en la planta, según un portavoz del secretario general de las Naciones Unidas, Stephane Dujarric.

Un producto valioso, saqueado a una «escala abrumadora”

Fedorov dijo a CNN que los rusos «recorrieron todas las aldeas, todos los patios y buscaron maquinaria agrícola, grano, que posteriormente saquearon».

«Los soldados chechenos, que luchan por Rusia, actúan como criminales de los años 90. Primero ofrecen comprar el grano a un precio ridículo. Pero si no aceptas, te lo quitan todo a cambio de nada».

«La magnitud del saqueo es sencillamente abrumadora», dijo.

El ministro de Agricultura, Mykola Solsky, dijo que en las últimas dos semanas se había producido un aumento de los robos en las granjas. Los funcionarios ucranianos afirman que las fuerzas de ocupación han advertido a los agricultores y a las empresas que si denuncian los robos a la policía, ellos y sus familias correrán peligro.

Para los ocupantes, el grano es una mercancía atractiva. El precio del trigo ronda los US$ 400 la tonelada en los mercados mundiales y ha incrementado mucho este año. Es difícil rastrear su origen y se puede enviar fácilmente.

Nivievskyi afirma que los países de Medio Oriente están encantados de comprar trigo ruso, que obtienen con un 20% de descuento, y no les importa que sea realmente de Ucrania.

Ecos de otro período oscuro de la historia de Ucrania

Para los ucranianos, la incautación de grano recuerda un período oscuro de su historia, cuando Stalin retiró por la fuerza las reservas de alimentos de los campesinos ucranianos en la década de 1930, lo que provocó la muerte de millones de personas. Conocido como Holodomor (matar de hambre) es considerado un acto de genocidio por muchos ucranianos.

El jefe de la Administración Regional de Luhansk, Serhiy Hayday, afirma que el objetivo de los rusos es otro Holodomor.

Los rusos ocupan ahora cerca del 90% de las tierras de cultivo de Luhansk y se han llevado unas 100.000 toneladas de grano de la región, según sus cálculos.

Gran parte de lo que no han robado ha sido destruido. CNN habló con Anatoliy Detochka, propietario de Golden Agro, cuyo complejo de almacenamiento de grano cerca de Rubizhne fue destruido el 14 de abril. El fuego estuvo activo durante dos semanas.

granos ucrania

Una imagen aérea muestra las instalaciones de grano antes y después de su destrucción.

El silo se construyó hace apenas dos años, con un costo de US$ 5 millones. Detochka dijo a CNN que cuando fue atacado contenía unas 17.000 toneladas de trigo y unas 8.500 toneladas de semillas de girasol, por un valor total de US$ 13 millones.

Está seguro de que fue un objetivo deliberado porque no hay otros edificios en la zona.

Detochka dijo que al menos otros dos elevadores de granos de la zona fueron atacados. CNN obtuvo un video de otro silo de grano bombardeado en Sylnelkove, en Dnipro.

Hayday afirma que esta primavera no se ha sembrado en Luhansk «porque a los rusos no les interesa. Para qué, si pueden robar y asegurarse durante varios años».

«Si saben que les van a confiscar el grano, los agricultores pueden decir: ‘Aquí están las llaves del tractor, vayan a recoger la cosecha ustedes mismos, si quieren'», dice el ministro de Política Agraria, Solsky.

Un funcionario dijo que los rusos solo habían permitido a los agricultores sembrar en Jersón si aceptaban entregar el 70% de la cosecha a cambio de nada. La mayoría de los agricultores se habían negado.

La amenaza del hambre y la bancarrota

Trofimtseva dijo que tenía historias similares de Zaporiyia y Jersón. Él dijo que había oído que los rusos «proponían comprar por el 10% del valor real. Y si no estás de acuerdo, lo expropian por nada. No se trata de casos aislados. Es un sistema».

El robo de grano a una escala de tal magnitud, combinado con la disrupción por la guerra, podría afectar a los mercados mundiales. Fedorov, el alcalde de Melitópol, dijo: «Si no recogemos (la) próxima cosecha, el efecto del hambre puede ser importante. Y la principal vía de exportación son los puertos, que actualmente están bloqueados».

Oleg Nivievskyi, de la Escuela de Economía de Kyiv, declaró a CNN que el riesgo real puede extenderse durante años, no meses. Los agricultores están perdiendo dinero y pueden ir a la quiebra, afirma.

«Incluso si estas regiones se liberan mañana, se necesitará tiempo para reiniciar el ciclo de producción», quizás de dos a tres años. Comprar fertilizantes y equipos y contratar trabajadores sería difícil para los agricultores que los rusos han dejado en ceros, porque su grano es su capital de trabajo para la próxima temporada».

Detochka, el propietario del silo de Rubizhne, está de acuerdo. «Trabajamos principalmente para la exportación. Los productores esperaban buenos precios, esperando la primavera, porque una parte importante de la producción de grano se vende normalmente en primavera”.

«Hoy, casi todos los elevadores de Ucrania están llenos porque no pueden vender estos productos en ningún sitio».

Las cosechadoras robadas

CNN informó previamente sobre el robo de equipos agrícolas, incluyendo sembradoras y cosechadoras, de un concesionario John Deere en la ciudad de Melitópol.

El video y las imágenes obtenidas por CNN muestran desde entonces el equipo cargado en camiones de plataforma para un viaje de 1.126 kilómetros a Chechenia.

Olga Trofimtseva, exministra de Agricultura de Ucrania, dijo que le habían informado de robos similares en Donetsk y Járkiv. «Simplemente les robaron el equipo y lo llevaron al otro lado de la frontera: tractores nuevos, cosechadoras. Por desgracia, este es su sistema».

Más al sur, Vasiliy Tsvigun, vio cómo se eliminaban décadas de trabajo de construcción de su granja en Myrne, en Zaporiyia. Tsvigun soportó amenazas y robos a principios de marzo, pero decidió quedarse en su granja incluso cuando las fuerzas rusas se acercaron.

Cuando llegaron, «dispararon una ráfaga de ametralladora sobre mi cabeza», dijo. «Me tiraron al suelo y se llevaron nuestro generador».

Tsvigun dijo que las fuerzas rusas no tardaron en volver y lo retuvieron a punta de pistola mientras saqueaban la casa. Después de escapar a territorio controlado por los ucranianos, los lugareños le dijeron que habían robado todo el fertilizante, así como cargadores agrícolas de fabricación británica. Tsvigun rastreó el largo viaje de uno de ellos hasta Kursk, en Rusia, utilizando el GPS, según declaró a CNN.

agrícola Ucrania granos

Tsvigun dice que utilizó el GPS para rastrear la ubicación de los bienes saqueados.

«Se llevaron una cosechadora nueva, que nos habían entregado recientemente. Se llevaron una maquina de siembra, una máquina grande y cara. Y volcaron uno de los tractores, conduciendo borrachos. Ahora está tirado en una zanja». dijo Tsvigun.

En cuanto a su grano, 2.000 toneladas, Tsvigun dijo que «lo más probable es que también se lo hayan llevado. Pero lo de las cosechadoras, ya es un hecho».

«Los rusos viven ahora allí», dijo Vasiliy con un tono de resignación. «Ya nadie puede ir allí”.

«Lo que ya han robado cuesta alrededor de US$ 2 millones. Sin contar el grano, sin contar los edificios».

Tsvigun compartió fotos con CNN mostrando parte del equipo que, según él, fue robado por las fuerzas rusas.

Ahora que los puertos ucranianos, como el de Odesa, están prácticamente cerrados al tráfico mercantil, los agricultores de las zonas aún controladas por Ucrania se enfrentan a dificultades en la exportación de su grano.

Pero queda un rayo de esperanza. Una parte del grano va ahora por ferrocarril a Rumanía. A finales de abril, un carguero, el Unity N, salió del puerto rumano de Constanza, según fuentes marítimas, cargado con 71.000 toneladas de grano ucraniano.

CNN tiene conocimiento de que Rumanía está dispuesta a invertir en mejoras ferroviarias a lo largo de la ruta y lanzó una licitación para las obras. Pero exportar grano al resto de Europa por ferrocarril no es fácil porque las redes ferroviarias tienen diferentes anchos de vía, lo que significa que no todos los trenes pueden circular por todas las líneas ferroviarias.

Mientras tanto, muchos agricultores ucranianos se enfrentan a un futuro sombrío, al igual que sus consumidores.

En Luhansk, «no hay pan ahora ni se espera que lo haya en el futuro», dice Hayday, recordando el Holodomor. «Los rusos dejarán a los ucranianos de los territorios ocupados al borde de la inanición».

Pero Vasiliy Tsvigun, cuyos años de trabajo se han arruinado, no piensa en su granja. «Lo principal ahora es la victoria de Ucrania”.

«Habrá una victoria: lo reconstruiremos todo».

George W. Bush llama a Zelensky el «Winston Churchill de nuestro tiempo»

El expresidente estadounidense George W. Bush realizó una videollamada con el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky el jueves por la mañana y publicó una imagen de la videollamada en Instagram.

Bush llamó a Zelensky el «Winston Churchill de nuestro tiempo» en su publicación y «agradeció al presidente por su liderazgo, su ejemplo y su compromiso con la libertad».





Enlace fuente leer más

Romina

Romina

Romina es una entusiasta de los idiomas de España. Estudió español y francés en la Universidad de Salamanca y se graduó recientemente. Tiene intereses en todo el mundo de habla hispana y es fanática del idioma en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.