Los desastres naturales le costaron a EE.UU. US$ 750.000 millones en 5 años


(CNN) — Una helada histórica que paralizó Texas. Un huracán mortal que causó estragos desde la costa del Golfo hasta el noreste. Una ola de calor que rompió récords y una sequía histórica en el oeste. Y un devastador brote de tornados fuera de temporada que arrasó ciudades del centro y el sur de Estados Unidos.

Estos son apenas algunos de los 20 desastres meteorológicos y climáticos que se produjeron en Estados Unidos en 2021 y que costaron al menos mil millones de dólares cada uno, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés).

En conjunto, las catástrofes de mil millones de dólares representaron un gasto de US$ 145.000 millones el año pasado.

«El 2021 fue, básicamente, ver cómo se hacían realidad las proyecciones climáticas del pasado», dijo Rachel Licker, científica climática del grupo Union of Concerned Scientists a CNN.

«Las huellas del cambio climático estaban por todas partes en muchos de los eventos de mil millones de dólares que afectaron a Estados Unidos este año».

El año pasado fue el segundo consecutivo con 20 o más catástrofes de 1000 millones de dólares, algo que nunca había ocurrido antes del récord de 22 de 2020. Pero el precio en 2021 fue de US$ 50.000 millones más y el clima extremo fue mucho más mortal. Al menos 688 personas murieron en los 20 eventos del año pasado, según informa la NOAA, lo que supuso más del doble de muertes que en 2020.

«Lo preocupante de 2021 es que es un año más de una serie de años en los que tenemos tanto una alta frecuencia, como un alto costo y una gran diversidad de estos eventos extremos que afectan a la vida y al sustento de las personas», dijo Adam Smith, climatólogo de la NOAA que dirigió el informe.

«En los últimos cinco años, Estados Unidos ha perdido casi US$ 750.000 millones en daños por estos desastres multimillonarios, lo que realmente se sale de la norma», dijo. «Y 2022 podría no ser diferente».

Smith señala una serie de factores que contribuyen al creciente costo económico, como el aumento de la población y de los bienes en peligro y la mayor vulnerabilidad debido al lugar y la forma en que se construyen las estructuras.

Y, según él, el cambio climático está «amplificando y agravando algunos de estos extremos que provocan desastres de miles de millones de dólares».

El presidente Joe Biden se comprometió en abril a reducir drásticamente en Estados Unidos las emisiones de combustibles fósiles que calientan el planeta. El paquete de medidas demócratas Build Back Better prevé US$ 555.000 millones en disposiciones sobre el clima y la energía limpia que, según los analistas, reducirían considerablemente las emisiones y, en última instancia, darían lugar a menos desastres climáticos y menos extremos.

Esa financiación, diseñada para aplicarse a lo largo de 10 años, no se compara con lo que Estados Unidos gasta ahora en catástrofes.

Mientras las negociaciones sobre ese proyecto de ley se prolongan en el Senado y la temperatura global sigue aumentando de forma alarmante, Licker afirmó que el año 2021 nos demostró que son necesarios cambios rápidos y contundentes para limitar el número de catástrofes multimillonarias que afectarán a Estados Unidos en el futuro.

«Conocemos estos riesgos desde hace mucho tiempo, no tenía por qué ser así», dijo. «Esperemos que 2021 y el nuevo informe de la NOAA sirvan de llamada de atención para los responsables de la toma de decisiones en todo el país. Aunque el momento de actuar fue ayer, todavía podemos hacer cambios significativos en el rumbo que llevamos».

El informe anual de la NOAA solo retoma las catástrofes más costosas y sirve para comprender el panorama al cuantificar el número de víctimas del tiempo extremo y del cambio climático en todo Estados Unidos. Según Smith, el informe recoge aproximadamente entre el 80% y el 85% de los daños económicos directos de todas las catástrofes de EE.UU. a todas las escalas y niveles de pérdidas.

El huracán Ida fue el acontecimiento meteorológico extremo más costoso de 2021, según la NOAA, con un costo total de US$ 75.000 millones y uno de los cinco huracanes estadounidenses que pasó mayor factura registrados desde 1980. Además, la histórica ola de frío que afectó Texas en febrero fue la tormenta invernal más costosa del país, con US$ 24.000 millones.

desastres costo

La gente carga sus teléfonos móviles y se calienta dentro de un vehículo cerca de Austin, Texas, durante la helada de 2021. Crédito: Tamir Kalifa/The New York Times

La NOAA también informó este lunes de que la temperatura media en EE.UU. el año pasado fue de 12,7 °C, lo que convierte a 2021 en el cuarto año más cálido desde que se iniciaron los registros hace 127 años. Las precipitaciones fueron ligeramente superiores a la media en 2021, pero las condiciones de sequía, sobre todo en el oeste, se mantuvieron constantes y significativas durante todo el año.

Los científicos han comprobado que el cambio climático no solo está aumentando la gravedad de los fenómenos meteorológicos extremos, sino que está interrumpiendo los patrones típicos y provocando oscilaciones salvajes entre los extremos secos y húmedos. Después de meses de sequía prolongada, California fue golpeada por lluvias extremas en los llamados ríos atmosféricos que causaron inundaciones destructivas durante los últimos meses del año.

El incendio Beckwourth Complex quemó más de 404,6 kilómetros cuadrados y arrasó con decenas de estructuras y viviendas en el norte de California antes de ser contenido en septiembre.

Diciembre suele ser un mes tranquilo en cuanto a fenómenos meteorológicos extremos, pero un número impresionante de fenómenos, todos ellos más típicos de las estaciones más cálidas, se extendieron hasta el último mes del año, incluyendo el tornado mortal del 10 de diciembre, los vientos dañinos y tornado del 15 de diciembre, y el incendio Marshall en Colorado en la última semana del año.

Smith dijo que, aunque está incluido en el informe de 2021, el incendio de Marshall fue un acontecimiento tan grande que «puede que no quede representado del todo».

«La tercera catástrofe más costosa en 2021 fue la de los incendios forestales del oeste, con más de US$ 10.000 millones», dijo Smith. «Y con estos eventos de finales de año, como lo que ocurrió en Colorado, probablemente tendremos que incrementarlo aún más en nuestro análisis del primer trimestre esta primavera».

Al igual que en Estados Unidos, los fenómenos extremos son cada vez más frecuentes e intensos en todo el mundo debido a la crisis climática.

Según un informe reciente de la Organización Meteorológica Mundial (WMO, por sus siglas en inglés), en los últimos 50 años se ha producido de media un fenómeno meteorológico extremo o una catástrofe climática cada día en algún lugar del mundo, lo que supone quintuplicar la frecuencia en ese periodo. A nivel mundial, el costo económico de estas catástrofes se ha multiplicado por siete desde la década de 1970, informó la WMO.

Los 20 desastres naturales de mil millones de dólares de 2021

  • Huracán Ida, del 29 de agosto al 1 de septiembre: US$ 75.000 millones
  • Tormenta invernal y helada de Texas, del 10 al 19 de febrero: US$ 24.000 millones
  • Incendios forestales en el oeste: US$ 10.600 millones
  • Sequía en el oeste y ola de calor en junio: US$ 8.900 millones
  • Tornado y mal tiempo, 10 de diciembre: US$ 3.900 millones
  • Mal tiempo en Texas y Oklahoma, 27-28 de abril: US$ 3.300 millones
  • Tornados y mal tiempo en el sureste, 24-25 de marzo: US$ 1.800 millones
  • Derecho (vientos dañinos) y tornado en el Medio Oeste, 15 de diciembre: US$ 1.800 millones
  • Tormentas de granizo en el Valle de Ohio, 17-18 de junio: US$ 1.700 millones
  • Tormentas de granizo en Texas, 12-15 de abril: US$ 1.500 millones
  • Mal tiempo en el este, 27-28 de marzo: US$ 1.400 millones
  • Inundaciones en Louisiana, 17-18 de mayo: US$ 1.400 millones
  • Tornados y mal tiempo en el sur, 2-4 de mayo: US$ 1.300 millones
  • Tormentas severas en el centro de EEUU, 24-26 de junio: US$ 1.300 millones
  • Tormentas severas en el norte y centro de EE.UU., del 10 al 13 de agosto: US$ 1.300 millones
  • Tormenta tropical Fred, 16-18 de agosto: US$ 1.300 millones
  • Inundaciones y mal tiempo en California, del 24 al 29 de enero: US$ 1.200 millones
  • Tormenta tropical Elsa, 7-9 de julio: US$ 1.200 millones
  • Tormentas severas en el centro de EE.UU., 8-11 de julio: US$ 1.100 millones
  • Huracán Nicholas, 14-18 de septiembre: US$ 1.000 millones



Enlace fuente leer más

Romina

Romina

Romina es una entusiasta de los idiomas de España. Estudió español y francés en la Universidad de Salamanca y se graduó recientemente. Tiene intereses en todo el mundo de habla hispana y es fanática del idioma en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *