«Fue como si nos hubieran castigado» | Los relatos de los aeropuertos en pandemia


En julio, la Unión Europea (UE) introdujo el pase covid para facilitar los viajes a las personas que estén totalmente vacunadas contra el coronavirus, se hayan recuperado de la enfermedad o que presenten una prueba de PCR negativa.

De este modo, los países miembros intentaron salvar la temporada de vacaciones de verano e impulsar los viajes y el turismo tras las restricciones de la pandemia de coronavirus.

Y todos, probablemente, hemos viajado más en el último medio año, en comparación con 2020. Pero, ¿podremos hacerlo el año que viene?

Volver a viajar

Una de las escenas más conmovedoras del año pasado fue la de familias y amigos que se reunieron finalmente cuando Estados Unidos reabrió sus fronteras después de casi 20 meses.

La prohibición de viajar, impuesta desde principios de 2020, prohibía el acceso a los ciudadanos no estadounidenses que viajaran desde 33 países, incluida la UE.

«Estábamos castigados, me perdí muchas cosas. Me perdí el nacimiento de una nieta, y no pude ver crecer a mis otros nietos, y eché de menos a mis hijos», expresó Laurence Tesson, residente de Dubai.

«Hace más de un año y medio que no podíamos visitarlos y, por desgracia, también ha habido muertes en la familia. Así que para nosotros es una alegría poder venir a visitarla», decía por su parte un viajero de París que iba a visitar a su familia en Maryland.

La llegada de las variantes

En 2020, cuando los programas de vacunación contra la covid-19 empezaron a desplegarse, hubo esperanzas de que finalmente volviéramos a la normalidad.

Los viajes se restablecieron, las fronteras reabrieron y las economías empezaron a crecer. El repunte económico fue impresionante, la gente y las empresas no veían la hora de olvidar la pesadilla del Covid 19 y volver a la normalidad.

Luego llegó la variante delta, que obligó a los países a endurecer sus fronteras de nuevo. Y luego el descubrimiento de ómicron ha provocado más restricciones y prohibiciones de viaje, lo que ha empañado aún más el ambiente.

Austria fue el primer país de Europa occidental en reimponer una cuarentena general por el repunte de los contagios.

«Pudimos abrir durante una semana y luego hubo tres semanas de cierre. Evidentemente, esto supone una gran pérdida de volumen de negocio, pero esperamos poder superarlo adecuadamente», explicó un vecino de Viena.

La cuarentena ya se ha levantado, pero las restricciones siguen vigentes en Austria. Las nuevas medidas se han introducido en toda Europa y los planes de viaje podrían volver a estropearse.



Enlace fuente leer más

Romina

Romina

Romina es una entusiasta de los idiomas de España. Estudió español y francés en la Universidad de Salamanca y se graduó recientemente. Tiene intereses en todo el mundo de habla hispana y es fanática del idioma en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.