España, el primer país en recibir el dinero del Fondo de Recuperación


España será el primer país de la Unión Europea en beneficiarse de las ayudas del Fondo de Recuperación, una herramienta creada para contrarrestar las consecuencias económicas de la pandemia.

El viernes, la Comisión Europea dio su visto bueno para que España recibiese el primer pago de 10.000 millones de euros tras analizar si el país había cumplido con los objetivos correspondientes. El dinero aún tendrá que recibir la luz verde de los países antes de llegar a España, pero la vicepresidenta y ministra de Economía, Nadia Calviño, ha asegurado este lunes a su llegada al Eurogrupo que confía en que el encuentro del comité encargado se celebre “antes de finales de año”.

«Hemos alcanzado un hito en la aplicación del plan NextGenerationEU. España es el primer país preparado para recibir un pago», celebró Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, en un mensaje grabado.

«Felicito a España por cumplir con éxito los primeros 52 hitos y objetivos establecidos en su plan de recuperación», agregó el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Drombrovskis.

Estos 52 hitos incluyen una serie de medidas y reformas adoptadas por el Gobierno de España y la asignación del primer pago está vinculada a su cumplimiento. En verano, España ya recibió 9.000 millones de euros de anticipo.

Las medidas están relacionadas con la fiscalidad, la legislación laboral, la descarbonización de la economía y la digitalización de la administración pública. Por ejemplo, en relación con la transición verde, la Comisión Europea subraya la redacción de una ley climática y de transición energética, que incluye objetivos de renovables para 2030 y de neutralidad climática para 2050.

Las medidas relacionadas con el sector laboral incluyen el Decreto-Ley sobre el teletrabajo, la subida del salario mínimo, el Plan de Modernización de la Formación Profesional o un plan de acción para acabar con el desempleo juvenil. Mientras que, en el ámbito digital, la Comisión Europea hace hincapié en la Estrategia para la Promoción de la Tecnología 5G o el Plan Digital 2025.

España será el segundo mayor beneficiario del fondo de recuperación de la UE después de Italia. En total, se espera que Madrid reciba unos 70.000 millones de euros en ayudas directas del plan de recuperación.

El próximo tramo de ayudas se espera que se reciba en la primera mitad de 2022. Se prevé que sea uno de los más complicados ya que para poder disponer del dinero España deberá cumplir con una serie de hitos relacionados con las pensiones y la legislación laboral.

Países Bajos aún no ha hecho los deberes

Países Bajos es el único Estado miembro que no ha presentado aún su Plan de Recuperación y Resiliencia. Para recibir los casi 6.000 millones de euros a los que aspira, La Haya debe presentar su propuesta de reforma económica como hicieron los otros 26 países de la UE.

Esta fue una de las condiciones que los propios Países Bajos exigieron durante las negociaciones para la aprobación del plan Next Generation: su objetivo era obligar a los países del sur de Europa a emprender reformas estructurales.

Ahora podrían haber caído en su propia trampa. La Comisión Europea está pidiendo varias reformas fiscales que incluyen la eliminación de una serie de exenciones fiscales sobre las hipotecas y el autoempleo.

Continúan las negociaciones para evaluar planes de cuatro países

Para cuatro países, continúan las negociaciones para evaluar los planes nacionales de recuperación: Hungría, Polonia, Suecia y Bulgaria.

En el caso de Bulgaria, los cambios de gobierno han sido una de las causas de los retrasos: el gobierno del ex primer ministro Boyko Borissov fue el que empezó a trabajar en el plan.

Pero fue el gobierno interino quien lo presentó el 15 de octubre, tras varias negociaciones por las dificultades para ponerle fecha al fin del carbón en el país. Recientemente los legisladores búlgaros se reunieron durante su primera sesión en el Parlamento tras unas elecciones en las que un recién formado partido antisoborno dio la sorpresa y ganó los comicios. Pero el nuevo gobierno aún no está operativo.

En el caso de Suecia la situación es similar. Tras una época de inestabilidad política, el país cuenta ahora con una nueva primera ministra, Magdalena Andersson, y un nuevo presupuesto, por lo que fuentes de la Comisión Europea apuntan a que puede que se tengan que introducir algunos cambios en el plan de recuperación nacional.

En los casos de Polonia y Hungría, oficialmente se están negociando los planes «respondiendo a los criterios» marcados y el «diálogo es constante», ha asegurado la Comisión Europea este lunes.

Aunque el motivo real para el retraso podrían ser los conflictos sobre el respeto al Estado de Derecho. La Comisión Europea es quien debe dar el visto bueno al plan, pero el Ejecutivo comunitario está bajo la presión del Parlamento Europeo. Todos los grupos políticos, excepto el Grupo de Conservadores y Reformistas Europeos (ECR) y el Grupo ID, están pidiendo que no aprueben el plan de recuperación polaco.

«Un gobierno que niega la primacía de la legislación de la UE y viola los principios del Estado de derecho no puede considerarse digno de confianza para cumplir con los compromisos y obligaciones en virtud de nuestros instrumentos legales, y esto incluye los criterios relevantes para la evaluación de los planes nacionales de recuperación y resiliencia», escribieron los grupos políticos en una carta dirigida a la presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen.

Mientras tanto, la justicia europea ha impuesto una multa diaria de 1 millón de euros a Varsovia por no implementar la sentencia que les obligaba a abolir la Sala Disciplinaria de los jueces por amenazar la independencia del Poder Judicial.

Por su parte, Hungría ha solicitado subvenciones por valor de 7.200 millones de euros en el marco del fondo de recuperación y el diálogo para aprobar el texto continúa. En este caso, la Comisión Europea ha pedido más esfuerzos para luchar contra la corrupción y le gustaría ver un sistema de seguimiento contra «conflictos de intereses, corrupción y fraude y evitar la doble financiación». También existe presión sobre el gobierno húngaro por la ley antiLGBTI.

Acordado por los Veintisiete el 21 de julio de 2020, el fondo total de Next Generation tiene un valor de 750.000 millones de euros y operará entre 2021 y 2023. Se estableció para ayudar a los Estados miembros a recuperarse de la crisis económica debido a la pandemia. Y supuso un hito para la UE, ya que por primera vez se creó una deuda común.



Enlace fuente leer más

Romina

Romina

Romina es una entusiasta de los idiomas de España. Estudió español y francés en la Universidad de Salamanca y se graduó recientemente. Tiene intereses en todo el mundo de habla hispana y es fanática del idioma en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.