8 consejos para protegerte de una recesión


(CNN) — Las advertencias de una posible recesión no sorprenden dada la cantidad de dificultades que hay en la economía actual.

El impulso de la Reserva Federal para aumentar las tasas de interés y combatir la alta inflación. La escasez de la cadena de suministro. Una crisis de salud mundial en curso. Y por supuesto, el terremoto geopolítico provocado por la invasión rusa a Ucrania, que también amenaza con crear una crisis alimentaria mundial.

Incluso si EE.UU. no cae en una recesión, y hay señales de que no lo hará, hay muchos vientos económicos en contra que podrían tener efectos potencialmente negativos en tus finanzas. Así que te contamos algunas formas de evaluar tu situación para que te protejas contra las pérdidas económicas.

Asegura un nuevo trabajo ahora

Con un desempleo ultrabajo y muchas vacantes, este es un momento donde el mercado para quienes buscan empleo está activo. Pero si hay una recesión, eso podría cambiar rápidamente. Así que aprovecha la oportunidad mientras puedas.

«Si no estás trabajando o estás buscando un mejor puesto, ahora sería un buen momento para aprovechar el sólido mercado laboral y asegurar un puesto», dijo Mari Adam, planificadora financiera certificada con sede en Florida.

Para ayudarte en tu búsqueda, lee aquí algunos consejos sobre cómo presentar un currículum.

¿Cómo se podría evitar una recesión en EE.UU.? 5:05

Aprovecha el auge de la vivienda

Si has estado indeciso sobre vender tu casa, ahora podría ser el momento de dar el salto y ponerla en venta.

El mercado de la vivienda ha estado en alza en Estados Unidos, con precios interanuales que subieron un 19,8 % en febrero, según el último informe de precios de viviendas de S&P CoreLogic Case-Shiller.

Pero las tasas hipotecarias también están aumentando, lo que puede reducir la demanda. «Sugeriría que cualquier persona que planee poner su casa en el mercado lo haga de inmediato», dijo Adam.

Cubre tus necesidades de efectivo a corto plazo

Siempre es una buena idea tener activos líquidos para cubrirte en caso de emergencias o caídas severas del mercado. Pero es especialmente crucial cuando te enfrentas a grandes eventos fuera de tu control, incluidos los despidos, que suelen aumentar durante las recesiones.

Eso significa tener suficiente dinero apartado en efectivo, fondos del mercado monetario o instrumentos de ingresos fijos a corto plazo para cubrir varios meses de gastos de manutención, emergencias o cualquier gasto grande anticipado (por ejemplo, un pago inicial o matrícula universitaria).

Esto también es recomendable si estás cerca de jubilarte o ya estás en retiro. En ese caso, es posible que desees reservar un año o más de gastos de manutención que normalmente pagarías con retiros de cartera, dijo Rob Williams, director gerente de planificación financiera, ingresos de jubilación y administración de patrimonio de Charles Schwab. Esta debería ser la cantidad que necesitaría para complementar sus pagos de ingresos fijos, como el Seguro Social o una pensión privada.

Además, Williams sugiere tener de dos a cuatro años en inversiones de menor volatilidad como un fondo de bonos a corto plazo.

Eso te ayudará a sobrellevar cualquier caída del mercado en caso de que ocurra y le dará tiempo a tus inversiones para recuperarse.

¿Debo comprar joyas como ahorro e inversión? 3:33

No negocies a partir de los titulares de prensa

Los informes noticiosos rápidos sobre el aumento de los precios de la energía y los alimentos o las conversaciones sobre una posible guerra mundial o un ataque nuclear son desconcertantes.

Pero tomar decisiones financieras basadas en una respuesta emocional a los eventos actuales es a menudo una propuesta perdida.

«Hacer un cambio radical en medio de toda esta incertidumbre suele ser una decisión de la que te arrepentirás», dijo Don Bennyhoff, director de inversiones de Liberty Wealth Advisors y exestratega de inversiones de Vanguard.

Mira hacia atrás en los períodos de crisis durante el último siglo y verás que las acciones generalmente se recuperaron más rápido de lo que nadie podría haber esperado en el momento y, en promedio, les fue bien con el tiempo.

Por ejemplo, desde que estalló la crisis financiera en 2008, el S&P 500 ha tenido una rentabilidad media anual del 11% hasta 2021, según datos analizados por First Trust Advisors. El peor año en ese período fue 2008, cuando las acciones cayeron un 38%. Pero en la mayoría de los años siguientes, el índice registró una ganancia. Y cuatro de sus ganancias anuales oscilaron entre el 23% y el 30%.

Si retrocedes hasta 1926, ese rendimiento promedio anual del S&P ha sido del 10,5%.

«Mantener el rumbo puede ser duro para tus nervios, pero puede ser lo más saludable para tu cartera», dijo Williams.

No es para descartar la gravedad de las amenazas nucleares o la posibilidad de que este período pueda divergir de los patrones históricos. Pero si las cosas realmente escalaran a nivel mundial, señaló, «tendríamos más de qué preocuparnos que nuestras carteras de inversión».

Revisa tu tolerancia al riesgo

Es fácil decir que tienes una alta tolerancia al riesgo cuando las acciones están por las nubes. Pero debes ser capaz de soportar la volatilidad a lo largo del tiempo que inevitablemente conlleva invertir.

Por lo tanto, revisa tus posiciones para asegurarte de que todavía se alinean con tu tolerancia al riesgo con un camino potencialmente más difícil por delante. Y mientras lo haces, descubre lo que significa para ti «perder» dinero.

«Hay muchas definiciones de riesgo y pérdida», dijo Bennyhoff.

Por ejemplo, si guardas dinero en una cuenta de ahorros o en un certificado de depósito, es probable que la inflación supere cualquier interés que gane. Entonces, mientras conservas tu capital, este pierde poder adquisitivo con el tiempo.

Por otra parte, si es más importante preservar el capital durante uno o dos años que arriesgarte a perderlo, lo que podría suceder cuando inviertes en acciones, esa pérdida basada en la inflación puede valer la pena porque está obteniendo lo que Bennyhoff llama un «regreso para dormir tranquilo».

Dicho esto, para objetivos a más largo plazo, averigua cuán cómodo te sientes arriesgando para obtener un mayor rendimiento y evitar que la inflación se lleve sus ahorros y ganancias.

«Con el tiempo estarás mejor y más seguro como persona si puedes aumentar tu riqueza», dijo Adam.

Reequilibra tu cartera e inversiones

Dados los rendimientos récord de las acciones en los últimos años, ahora es un buen momento para reequilibrar tu cartera si no lo has hecho en mucho tiempo.

Por ejemplo, dijo Adam, es posible que tengas sobrepeso en acciones de crecimiento. Para ayudar a estabilizar tus rendimientos en el futuro, la experta sugirió tal vez reasignar algo de dinero en acciones de valor de pago de dividendos de crecimiento más lento a través de un fondo mutuo.

Y verifica que tenga al menos algo de exposición a los bonos. Si bien la inflación ha resultado en el peor rendimiento trimestral en bonos de alta calidad en 40 años, no los descartes.

«Si se produjera una recesión por las agresivas subidas de tipos de interés de la Fed para sofocar la inflación, es probable que a los bonos les vaya bien. Las recesiones tienden a ser mucho más amables con los bonos de alta calidad que con las acciones», dijo Bennyhoff.

Haz nuevas inversiones lentamente

Si tienes una gran suma global –tal vez acabas de vender tu negocio o casa, o recibiste una herencia o una gran bonificación– puedes preguntarte qué hacer con este dinero ahora.

Dada toda la incertidumbre global, Adam recomienda invertirlo en partes más pequeñas periódicamente, por ejemplo, cada mes durante un período de tiempo determinado, en lugar de todo a la vez.

«Espacia tu inversión con el tiempo ya que las noticias de esta semana serán diferentes a las noticias de la próxima semana», dijo ella.

Sigue así. Haz tu mejor esfuerzo. Y «déjalo ir»

Cualesquiera que sean las noticias de hoy, construir seguridad financiera a lo largo del tiempo requiere una mano fría y firme.

«No dejes que tus sentimientos sobre la economía o los mercados saboteen tu crecimiento a largo plazo. Sigue invirtiendo, sé disciplinado. La historia demuestra que lo que la gente, o incluso los expertos piensan sobre el mercado suele ser incorrecto. La mejor manera para alcanzar tus objetivos a largo plazo es simplemente seguir invirtiendo y ceñirte a tu inversión», dijo Adam.

Si lo haces, ayudarás a minimizar cualquier daño que pueda causar un mercado irregular en 2022.

«Si has creado una cartera adecuadamente diversificada que coincide con tu horizonte temporal y tu tolerancia al riesgo, es probable que la reciente caída del mercado sea un mero incidente en tu plan de inversión a largo plazo», dijo Williams.

Recuerda también: es imposible tomar decisiones perfectas ya que nadie tiene información perfecta.

«Reúne los datos. Trata de tomar la mejor decisión basándote en esos datos más sus objetivos individuales y tu tolerancia al riesgo», dijo Adan. Luego, agregó: «Déjalo ir».



Enlace fuente leer más

Romina

Romina

Romina es una entusiasta de los idiomas de España. Estudió español y francés en la Universidad de Salamanca y se graduó recientemente. Tiene intereses en todo el mundo de habla hispana y es fanática del idioma en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.