45 millones de euros menos al mes a Polonia por su pugna con Bruselas


Las multas de la Unión Europea contra Polonia podrían ascender a 45 millones de euros al mes si el gobierno polaco sigue ignorando las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

El dinero se deducirá de la financiación de la UE para Varsovia y de una variedad de fuentes presupuestarias que dependerá de lo que se vaya a distribuir cada mes. Es la primera vez en la historia de la UE que a un Estado miembro se le retirará dinero por incumplimiento de las sentencias del TJCE.

En las próximas semanas se espera que la Comisión deduzca a Polonia una multa mensual de 15 millones de euros de las asignaciones presupuestarias de la UE por la negativa de Varsovia a pagar una multa diaria de 500 000 euros por mantener abierta la central eléctrica de carbón de Turow.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ordenó a Polonia suspender las actividades de extracción en la mina en una demanda presentada por la vecina República Checa. Se ha negado a hacerlo, argumentando que de ello depende la seguridad energética polaca.

El caso de la Sala disciplinaria

Mientras tanto, la Comisión Europea enviará esta semana a Varsovia la primera solicitud formal de pago de una multa diaria de 1 millón de euros impuesta por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en relación con la reorganización de su sistema judicial, que según el tribunal afecta directamente a las normas europeas.

El pasado mes de octubre, el TJUE impuso esta sanción como consecuencia de la negativa de Varsovia a cumplir una sentencia que declaraba a la Sala Disciplinaria de Varsovia para jueces como “incompatible” con el derecho de la UE.

El caso fue presentado por la Comisión Europea, y el tribunal confirmó las quejas argumentando que la reorganización del sistema de justicia podría “utilizarse para ejercer control político sobre las decisiones judiciales o para ejercer presión sobre los jueces con el fin de influir en sus decisiones”.

El primer ministro polaco rechaza chantaje

Mateusz Morawiecki, el primer ministro polaco del partido gobernante PiS, Ley y Justicia, indicó en agosto pasado que su gobierno estaba dispuesto a desmantelar la sala. Algo que aún no ha sucedido. Posteriormente acusó a la UE de una «expansión progresiva» sobre los asuntos polacos. Más tarde le defendió en una entrevista al Financial Times que la UE le estaba poniendo un «arma en la cabeza».

“Es absolutamente ridículo, pero parece que el gobierno cree que no lo es tanto”, dice el eurodiputado de Los Verdes Daniel Freund.

Los que pierden son los ciudadnos

“Pero es mucho dinero y cada día es más, y eso significa que algunas escuelas, hospitales, residencias de ancianos perderán este dinero porque el gobierno no podrá invertir en nuevos proyectos sin la financiación de la UE”, le dijo a Euronews Freund.

Un elemento central de la política de la UE sobre la eliminación de la financiación es que los beneficiarios individuales, como agricultores, contratistas, etc., no pierdan el efectivo ya asignado. Es decir, que el castigo al gobierno polaco no afecte a los ciudadanos de Polonia.

«El gobierno está completamente obligado a entregar el dinero en efectivo, pero provendrá del tesoro polaco», aseguró una fuente europea.

Freund dice que el gobierno polaco no está siendo «veraz» con sus ciudadanos sobre el coste de su confrontación con la Comisión y el TJUE.

“El gobierno polaco les dice a sus votantes que no van a pagar la multa cuando les están privando de dinero en efectivo. No les están explicando que la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la supremacía del derecho de la UE es algo que sucederña con el tiempo”, dice Freund.

Además, advierte que cuanto más tiempo se extienda el problema de que Polonia ya no respeta la primacía de la UE, lpartes del papel de Polonia como miembro de la UE «dejarán de existir».

“Si no respetas las leyes y ya no recibes dinero de la UE, algunos aspectos de ser miembro de la UE dejan de existir”.

Deterioro de la situación

Los asuntos relacionados con el Estado de derecho empeoraron nuevamente cuando el Tribunal Constitucional de Polonia, parte del sistema de justicia polaco que el Parlamento Europeo declaró abrumadoramente como ilegítimo y «carece de validez, independencia y no está calificado para interpretar la ley», emitió una sentencia diciendo que la ley de la UE no tiene primacía sobre la ley polaca.

En respuesta, la Comisión inició procedimientos legales contra Polonia en diciembre pasado expresando «serias preocupaciones» por su «incumplimiento» de sus obligaciones en virtud de la legislación de la UE.



Enlace fuente leer más

Romina

Romina

Romina es una entusiasta de los idiomas de España. Estudió español y francés en la Universidad de Salamanca y se graduó recientemente. Tiene intereses en todo el mundo de habla hispana y es fanática del idioma en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *