Hasta 3 000 vecinos han mostrado su oposición al plan en las callles


La pequeña ciudad toscana de Piombino está llamada a desempeñar un papel importante en los planes italianos de reabastecimiento de gas, para reducir la dependencia transalpina de Rusia. Pero… la nueva terminal flotante de gas licuado está en peligro. El plan se enfrenta a una intensa oposición por parte de la comunidad local. Más de la mitad de los residentes está en contra, incluido el alcalde de la ciudad.

«Creemos que la ubicación de la terminal flotante, dentro de un puerto tan pequeño, es absolutamente errónea. Es algo negativo. Sobre todo, desde el punto de vista económico, para una ciudad que intenta relanzarse. Es una opción que traería consigo la falta de estabilidad, y que afectaría al medioambiente de la zona», declara Francesco Ferrari, alcalde de Piombino.

Hasta 3 000 vecinos han mostrado su oposición al plan en las callles. María Cristina y Ugo son algunos de los que llevan meses haciendo campaña. En virtud de una nueva ley, el proyecto es considerado por el Gobierno como parte de un plan de emergencia. A diferencia del pasado, dicen, el problema es que no se tendrá en cuenta ningún tipo de evaluación de riesgos. Ugo señala un barco blanco y azul, que se ve a lo lejos, y me dice que ahí es, exactamente, donde se ubicará el buque. Teme que los transbordadores que entran y salen del puerto, puedan chocar con él.

«En una ciudad cercana de la Toscana (se refiere a la ciudad de Livorno), hay una terminal flotante similar: se ha acordonado una zona de 3 kilómetros a su alrededor. Si se aplica la misma distancia aquí, equivaldría a un área correspondiente a toda la ciudad», afirma la activista Maria Cristina Biagini.

La comunidad pesquera local también siente la presión. Los pescadores aseguran que no son plenamente conscientes de cuál sería el impacto sobre la fauna marina.

«Tememos que un día acabemos siendo penalizados y culpados de que nuestro pescado, ya no sea el mismo debido a la proximidad del buque regasificador. Esta es la cuestión más preocupante para los que trabajamos en el sector», señala el pescador Davide Scotto.

«La decisión final sobre si el proyecto sigue adelante o no, se tomará aquí en Florencia. Mario Draghi ha nombrado al gobernador de la región de Toscana, Eugenio Giani, nuevo comisario especial de la terminal. Él es quien debe autorizar las obras y las infraestructuras relacionadas con el emplazamiento», explica la periodista de Euronews, Giorgia Orlandi.

«Por un lado, si el nivel general de autosuficiencia energética no nos permite sentirnos seguros, estamos socavando la seguridad nacional… las empresas se verían obligadas a dejar de trabajar, y nuestra sociedad se vería afectada. Por otro lado, esto supone una oportunidad para Piombino. Durante un periodo de tres años, la ciudad puede beneficiarse de ayudas estatales para solucionar los problemas causados por las actividades relacionadas con la producción de acero», indica Eugenio Giani, gobernador de la región de la Toscana.

Pero, ante la proximidad de las elecciones, el nuevo Gobierno italiano también tendrá que pronunciarse al respecto.



Enlace fuente leer más

Romina

Romina

Romina es una entusiasta de los idiomas de España. Estudió español y francés en la Universidad de Salamanca y se graduó recientemente. Tiene intereses en todo el mundo de habla hispana y es fanática del idioma en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.